Millonaria multa a compañía de construcción

Cómpañía de construcción recibe millonaria multa por violación a la Ley Federal de Aire Puro

 

SAN JUAN, PR – Una compañía de construcción fue sentenciada hoy al pago de una multa de 1.5 millones de dólares y tres años de probatoria por violación a la Ley Federal de Aire Puro, según anunció el Departamento de Justicia.

AIREKO Construction Company no cumplió con los Estándares Nacionales de Emisión de Contaminantes durante la remoción ilegal de asbestos de la Torre Norte de Minillas en mayo de 2012, de acuerdo a los documentos del tribunal. Como parte de un acuerdo transaccional con el gobierno, AIREKO fue ordenado a pagar la suma de $172,020 para cubrir exámenes médicos para personas expuestas al asbesto.

‘Este caso muestra el compromiso del Departamento de Justicia en hacer valer las leyes para aire limpio’, expresó Jeffrey H. Wood, Fiscal General Adjunto de la División de Recursos Naturales del Departamento de Justicia. ‘Continuaremos haciendo responsables a compañías como AIREKO Construction para velar por la seguridad y salud del público’.

‘La Ley para Aire Puro requiere que las compañías de construcción sigan un protocolo estricto, diseñado para la remoción segura de asbestos antes de cualquier demolición o renovación, para que nadie quede expuesto a este material tóxico, y AIREKO falló al no seguir estos protocolos’, dijo Rosa Emilia Rodríguez-Vélez, jefa de Fiscalía para el Distrito Federal de Puerto Rico, y añadió, ‘la Fiscalía continuará trabajando con todas las víctimas expuestas al asbesto’.

La intervención del gobierno con AIREKO surge a consecuencia de la remoción de asbestos el noveno piso de la Torre Norte del Centro Minillas el fin de semana del 11 al 13 de mayo de 2012. De acuerdo con el Departamento de Justicia, la remoción se llevó a cabo sin seguir las normas federales, y una porción significativa del material tóxico fue colocada en un basurero ubicado detrás del edificio, exponiendo al público a los efectos nocivos del asbesto. Además, AIREKO falló al no notificar esta situación de inmediato a las autoridades pertinentes, según requerido por ley. La limpieza del Centro Minillas tomó aproximadamente un año.